La soledad en las ciudades ya no es solo cosa de mayores

El Ayuntamiento de Madrid ha declarado a la ciudad en el Pleno de hoy comprometida con la soledad no deseada. Porque la soledad en las ciudades no para de crecer. Y el problema no solo afecta a los más mayores.

Un estudio elaborado por Madrid Salud revela datos entristecedores acerca de la soledad no deseada. Entre ellos, que en el último año 240.000 personas mayores de edad se han sentido solas en la ciudad de Madrid.

soledad en las ciudades

Los patrones demográficos nos indican que vamos hacia un modelo en que la soledad será cada vez más habitual. Crece el número de solteros. Y los hogares unipersonales son los que más aumentan en España. La mayoría de las personas que viven solas en nuestro país son mujeres mayores de 65 años.

Pero la soledad ya no es cosa solo de los más mayores. Y la soledad en las ciudades afecta cada vez más a la población más joven.

Por eso, el Pleno del Ayuntamiento ha emitido esta mañana una declaración institucional: «Madrid, ciudad comprometida en la lucha contra la soledad no deseada”. El Ayuntamiento está poniendo en marcha varias iniciativas para luchar contra la soledad no deseada en la ciudad.

Entre ellas, entre el 21 y el 23 de noviembre se celebró en Madrid el Foro Internacional sobre la soledad, la salud y los cuidados, impulsado por el Ayuntamiento, para debatir sobre este problema.

La soledad no deseada será uno de los grandes males del siglo XXI. Y sus consecuencias son mucho más serias de lo que parecen a primera vista. No se trata simplemente de no tener con quién hablar o pasar el tiempo.

La soledad no deseada suele estar además relacionada con los sectores más vulnerables de la sociedad como los pensionistas o los desempleados. Sentirse solo afecta negativamente a nuestra salud y perjudica nuestro estado de ánimo, en ocasiones provocando un gran sufrimiento.

La propia Manuela Carmena ha indicado hoy en el Pleno que «el creciente individualismo y el envejecimiento de la población» son causas directas de que aumente la soledad en las ciudades y pueblos.

Pero hay otras causas, como el aumento de la precariedad laboral y la desigualdad. Tal y como recuerdan desde el Ayuntamiento, en España más de 3 millones de personas viven solas de forma involuntaria.

La soledad avanza a pasos agigantados entre la población. Y está en nuestra mano y en la de nuestros gobernantes idear planes con los que mitigarla. En eso está el Ayuntamiento de Madrid.

shares