Descubre el origen del nombre de las paradas de metro más populares

nombres de las paradas de metro

Todos sabemos por qué la parada del metro de Retiro se llama así. O por qué Goya, Velázquez o Quevedo merecen una estación con su nombre. Pero hay muchos otros nombres de las paradas de metro cuyo origen desconocemos.

Legazpi, Manuel Becerra, La Latina, Chueca, Usera… seguro que has pasado por esas paradas decenas de veces. Pero, ¿a qué se deben sus nombres?

El curioso origen de La Latina

Beatriz Galindo, a menudo llamada La Latina.

Es uno de los barrios más castizos de Madrid, destino obligado para disfrutar de tardes de terraceo con amigos. En La Latina hay teatros, el emblemático Mercado de la Cebada y el mítico Rastro. Subiendo por la castiza calle Toledo llegarás a la Plaza Mayor, donde todos los turistas acuden a tomar el clásico bocadillo de calamares.

Habrás pasado por allí. Pero seguro que no sabes a qué se debe el nombre de la estación. Pues te diremos que se debe al apodo con el que todos conocían a la escritora y humanista Beatriz Galindo, la misma que tiene un instituto con su nombre en el barrio de Salamanca.

Los políticos y sus estaciones de metro

Retrato de Manuel Becerra

Muchos de los nombres de las paradas de metro son de políticos. Es el caso de las paradas de Serrano, o Sagasta. Y también por ejemplo la de Manuel Becerra, que además de matemático llegó a ser ministro durante el reinado de Amadeo I.

La parada de Argüelles debe su nombre al político Agustín de Argüelles, al que solían llamar El Divino, y que fue tutor de la reina Isabel II.

Antonio de los Ríos Rosas

También la estación de Ríos Rosas debe su nombre a un político. Antonio de los Ríos Rosas llegó incluso a ser presidente del Congreso de los Diputados durante tres legislaturas a mediados del siglo XIX. Muchas otras estaciones deben su nombre a personajes ilustres de la política española, que sin embargo son grandes desconocidos para la mayoría.

Las mujeres, las grandes olvidadas

La red actual del metro de Madrid cuenta con 302 estaciones. De entre todas ellas, solo 7 están dedicadas a mujeres. Como suele ocurrir con los callejeros y los monumentos que adornan las ciudades, también en el metro de Madrid las mujeres son las grandes olvidadas.

La reina María Tudor

Las mujeres que tienen una parada a su nombre son: Concha Espina, en honor a la escritora cántabra, la emperatriz francesa Eugenia de Montijo, la reina María Tudor, la heroína popular Manuela Malasaña, la condesa de Lacoma y la antes mencionada Beatriz Galindo. También la infanta Sofía tiene su parada de metro, nombrada así no en su honor sino porque allí se encuentra el hospital que lleva su nombre.

Manuela Malasaña

Además, hay otras tres paradas con nombre femenino en la red de metro de Madrid. Son las de Begoña, Almudena y Esperanza, dedicadas a tres vírgenes.

Representantes del arte y la cultura

Una de las estaciones más nuevas que se ha dedicado a un personaje fundamental de la cultura española es la de Miguel Hernández, en la línea 1. Su gran amigo y protector, también Vicente Aleixandre, también ha estrenado parada en su honor en la línea 6. Bien merecida, ya que Aleixandre es de los pocos escritores españoles ganadores de un Nobel de Literatura.

El poeta Miguel Hernández

Sobradamente conocidas son las estaciones en honor a Goya y Velázquez, nuestros más grandes pintores. Y a Francisco de Quevedo o Rubén Darío. Pero además de estas hay otras muchas estaciones dedicadas a personalidades de la cultura.

¿Sabías, por ejemplo, que Menéndez Pelayo fue un escritor que incluso fue nominado al Nobel? Alberto Lista, en cuyo honor está nombrada la estación de Lista, en la línea 4, fue matemático y poeta.

El compositor Federico Chueca

Federico Chueca, un compositor. Ventura Rodríguez y Arturo Soria, arquitectos. José Francos Rodríguez, fue periodista, escritor y médico, y dirigió el Heraldo de Madrid. También médico, escitor y humanista fue Gregorio Marañón.

Reyes, nobles, conquistadores y religiosos

Reyes, nobles, conquistadores y religiosos también tienen estaciones de metro dedicadas a su memoria. Es el caso de Alfonso XIII, el rey que inauguró el metro de Madrid.

El rey Alfonso XIII, en el centro de la imagen, con bastón, inaugura el metro de Madrid

Tirso de Molina y Antón Martín eran religiosos. Miguel López de Legazpi, Cristóbal Colón y Núñez de Balboa fueron descubridores y conquistadores.

shares