Miquel Barceló en la Galería Elvira González de Madrid

Vida de pulpo es el título de la exposición de Miquel Barceló en la Galería Elvira González de Madrid. La muestra estará abierta al público hasta el 30 de marzo. Y es una oportunidad única para acercarse a la obra del genial artista mallorquín.

miquel barcelo en la galeria elvira gonzalez

Pudding (2018), una de las obras que forman parte de la exposición.
Foto: metalocus.es

El propio artista (Felanitx, Mallorca, 1957) ha elegido el título Vida de pulpo para aludir a su estrecha relación con el mar, que le acompaña desde el principio de su carrera.

De hecho, una de sus obras más conocidas (y la más monumental) la tituló El Mar, y consistió en decorar la gran cúpula de la sede de la ONU en Ginebra con un paisaje marino. Un paisaje marino al estilo de Barceló, claro. Así que hay que esperar cualquier cosa menos algo convencional.

El mallorquín realizó enormes estalactitas de colores disparando pintura sobre una estructura de escayola para simbolizar las olas del mar y los seres vivos que en él se encuentran.

Ahora, la nueva exposición de Miquel Barceló en la Galería Elvira González reúne 29 obras recientes que giran en torno al mar y que se muestran al público por primera vez. La mayoría son lienzos, pero también hay cerámica, otra de las constantes en la obra del artista.

miquel barcelo en la galeria elvira gonzalez

Cartel de la exposición.
Foto: metalocus.es

Un enorme pulpo o un pez rojo llamarán pronto la atención del visitante. Pero no todas las obras tienen el carácter de fábula de estas dos. El retrato reciente que Barceló hace sobre el mar no escapa a la realidad. Por eso, entre las obras de oleaje y seres marinos se cuelan otras más terribles, más oscuras. Como esa barca atestada de gente que Barceló titula Corta travesía y que pone al espectador frente a frente con el terrible drama de la inmigración.

Miquel Barceló, un espíritu libre en el mundo del arte

miquel barcelo en la galeria elvira gonzalez

El artista Miquel Barceló con su obra del gran pulpo de 2 metros.
Foto: abc.es

Miquel Barceló es sin duda uno de los artistas españoles en activo más interesantes. La mejor forma de definirle es como un enfant terrible y un espíritu libre con un estilo artístico absolutamente personal.

De formación autodidacta, Barceló fue la gran sorpresa de la Documenta de Kassel de 1982, una de las ferias de arte contemporáneo más importantes del mundo. Desde entonces, se ha consolidado como uno de los artistas más potentes de la actualidad.

Desde el principio estuvo ligado al expresionismo. Por eso en sus obras muchas veces el proceso creativo es tanto o más importante que el resultado final.

En 2003 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, y es Doctor Honoris Causa por las universidades de Salamanca y la Pompeu Fabra de Barcelona. Sin embargo, él vive alejado de los focos, los premios y la fama, y se prodiga poco en los medios de comunicación.

Barceló con la cúpula de la sede de la ONU en Ginebra que tituló El Mar.
Foto: elpais.com

Siempre próximo a la naturaleza y especialmente al mundo del mar, la obra de Barceló juega con las texturas, los colores y las formas de un modo singular y poderoso. Especialmente coloridas son las obras de la etapa en la que vivió en Mali, en las que retrató a sus habitantes.

Aunque se dedica sobre todo a la pintura, también es muy amplia su producción de originales esculturas y dibujos. En el año 2011 colaboró con el cineasta Isaki Lacuesta en el rodaje del documental El cuaderno de barro. En él se retrata el viaje Barceló por África y se muestra una performance que el artista hace para sus vecinos de Gogolí, en Mali.

Si te apetece visitar la exposición de Miquel Barceló en la Galería Elvira González de Madrid, puedes hacerlo hasta el 30 de marzo en el siguiente horario:

Lunes – Viernes: 10:30 – 19:30 h
Sábado: 11:00 – 14:00 h

Galería Elvira González
C/ Hermanos Álvarez Quintero, 1
28004, Madrid

shares