La Pollería de Chueca, ¿te atreves a comerte este gofre en público?

Hace apenas dos semanas abrió en el corazón de Madrid un nuevo local que se proponía escandalizar a quienes lo visitaran. ¿Escandalizar? ¿En Madrid? Parece cosa difícil, porque los madrileños ya lo han visto todo. O casi, porque La Pollería de Chueca, que así se llama el local, si no ha escandalizado, al menos ha logrado sorprender a casi todos.

la polleria de chueca

En las dos semanas que La Pollería de Chueca lleva abierta, ha conseguido convertirse en el tema de conversación. Su cuenta de Instagram ya tiene más de 4.000 seguidores y se han publicado reseñas sobre el local en diversos periódicos y revistas. Y todo por un negocio que se dedica a… ¡los gofres!

Sí, has leído bien. Lo que encontrarás en La Pollería de Chueca no son, ni más ni menos que estos dulces tan populares que le encantaban a Once en Stranger Things. Pero ojo, porque en La Pollería los llaman «pollofres», por su forma fálica. Los propietarios aclaran que de momento todos sus gofres se venden con el mismo tamaño estándar (un tamaño más que generoso, por cierto). Pero lo que sí puedes elegir son los toppings: de chocolate negro o blanco, de petite suisse, de huevo Kinder, de fresa…

El propietario aclara que el topping que elige la mayoría es el de chocolate blanco. No cuesta imaginar por qué. Las obras del local todavía no están completamente terminadas pero desde el día de la apertura hay cola para hacerse con los pollofres, que ya son toda una sensación en redes sociales.

Eso sí, muchos clientes se quedan en el interior del local a disfrutar de su gofre. Y tú, ¿te atreves a comértelo en la calle?

Encontrarás La Pollería de Chueca en el número 23 de la calle Barbieri.

shares