¿Conoces los secretos que esconde la Cibeles?

Es uno de los emblemas más conocidos de la ciudad, un punto que ningún turista o visitante a Madrid deja sin fotografiar. Pero, ¿conoces los secretos que esconde la Cibeles? Son unos cuantos, y todos ellos resultan de lo más sorprendente.

la cibeles madrid

La fuente de la Cibeles, ubicada en la plaza que lleva su mismo nombre, es uno de los monumentos más reconocibles y bellos de la ciudad de Madrid. En medio del Palacio de Cibeles (hoy el Ayuntamiento), el Palacio de Linares (famoso por sus historias de fantasmas y sede hoy de la Casa de América), el Banco de España y el Palacio de Buenavista (que alberga el Cuartel General del Ejército de Tierra), la Cibeles mira hacia Gran Vía en su carro tirado por dos majestuosos leones.

La fuente más célebre de Madrid fue diseñada por Ventura Rodríguez en 1777. La iniciativa fue del entonces monarca, Carlos III, que planeaba modernizar la capital del reino con ella y otras fuentes de tema mitológico, como la de Neptuno.

la cibeles curiosidades madrid

La diosa representada, Cibeles, obra del escultor Francisco Gutiérrez, era una deidad venerada en Asia Menor, y representaba la fertilidad de la tierra, la naturaleza y los animales. La mitología griega la convierte en Rea, madre de todos los otros dioses. La Cibeles aparece en esta fuente con un cetro y una llave en la mano, sentada en su carro tirado por dos leones que representan a Atalanta e Hipómenes.

Cuando se construyó, la diosa miraba en dirección al Paseo del Prado, donde se encontraba la Fuente de Neptuno. Y no tenía solamente un fin decorativo. La fuente abastecía de agua potable a la ciudad. Ya en el siglo XIX se llevó a la Cibeles a su actual plaza, y se la colocó mirando hacia la Puerta del Sol, corazón de Madrid.

Diosa merengue… y colchonera

Hoy la Cibeles es la diosa elegida por los madridistas para celebrar sus triunfos. Pero seguro que te sorprendes si te decimos que no siempre fue así. ¡Y es que hasta 1991 también los atléticos celebraban allí sus títulos!

No es hasta ese año cuando los colchoneros decidieron que eso de compartir lugar de festejos con los blancos no era muy buen idea. Y desde entonces Neptuno es al Atleti lo que la Cibeles al Madrid.

La guardiana del oro

Ya te hemos contado que la diosa Cibeles tenía la función de abastecer de agua a la ciudad en los primeros años. Pero además, la fuente esconde otro valiosísimo secreto.

Y es que se dice que Cibeles es además la guardiana del oro del Banco de España. La cosa funcionaba así. Si saltaban las alarmas de la Cámara del Oro del Banco de España por intento de robo, la sala se inundaría de agua en pocos minutos.

Un agua que vendría, cómo no, de la fuente de la Cibeles, que llega por conductos directamente a esa habitación.

Otras Cibeles por el mundo

¿Sabías que no hay una sola Cibeles en el mundo? La de Madrid es sin duda la más conocida, pero no es la única.

Existe una réplica exacta en Ciudad de México, otra en Pekín y otra, aunque en este caso no estéticamente igual, en el madrileño municipio de Getafe.

shares