La ciudad de Madrid rinde un homenaje a La Veneno

La ciudad de Madrid ha rendido un homenaje a La Veneno, una de las transexuales más populares y queridas por la gente. Así, a petición de la asociación Arcópoli, el Ayuntamiento de Madrid ha colocado una placa con su nombre en el Parque del Oeste.

En ella, se lee el siguiente texto: “En memoria de Cristina Ortiz, ‘La Veneno’, valiente mujer transexual visible en los 90”, y las fechas de su nacimiento y muerte (1964-2016).

Al homenaje a La Veneno acudieron diversas personalidades relacionadas con el mundo LGTB, como Topacio Fresh, la activista y diputada socialista Carla Antonellio la periodista Valeria Vegas.

Una de las figuras LGTB más queridas por el público

homenaje a la veneno

Foto: lasexta.com

Cristina Ortiz nació en Almería en 1964. Aunque de pequeña todos la llamaban “Joselito”, haciendo un diminutivo cariñoso de su nombre, José Antonio, ella nunca se identificó con ese nombre. En 1991 decidió huir de la discriminación a la que se enfrentaba diariamente en su localidad natal, y eligió Madrid para comenzar su nueva vida como Cristina.

Trabajaba como prostituta, casi siempre en la zona del Parque del Oeste, hasta que en 1996 fue descubierta por Pepe Navarro, que con su Esta noche cruzamos el Mississippi era el rey indiscutible de la noche televisiva en los 90.

La popularidad de Cristina, ya convertida en La Veneno, se disparó a la par que la audiencia del programa. Tras verse envuelta en una estafa fue condenada a prisión, donde permaneció tres años, de 2003 a 2006. Salió con un evidente estado de decadencia física, del que parecía empezar a salir en 2016, con la publicación de su biografía, escrita por la periodista Valeria Vegas.

Sin embargo, apenas un mes después de publicar el libro y volver a la vida pública, La Veneno fallecía tras varios días en coma, después de que su novio la encontrara con golpes e inconsciente en el sofá de su casa. Las investigaciones no están claras desde entonces. Aunque la versión oficial dice que fue una muerte accidental, el entorno de Cristina insiste en que fue asesinada y han pedido que se reabra la investigación.

Ella había dicho que cuando muriese quería que sus cenizas fueran esparcidas en el Parque del Oeste, donde fue feliz. Por eso, ese ha sido el lugar elegido para el homenaje a La Veneno, la primera personalidad transexual en tener una placa conmemorativa en la ciudad de Madrid.

Recientemente el Ayuntamiento también inauguró en la ciudad una plaza a la memoria del colectivo transexual, como os contamos en esta noticia.

shares