La farmacia más antigua de Madrid tiene 440 años y sigue abierta

La Antigua Farmacia de la Reina Madre, en el número 59 de la calle Mayor, es la farmacia más antigua de la ciudad.

Su origen se remonta a 1578, tal y como refleja la prensa de la época. Fue entonces cuando un alquimista veneciano de la confianza de Felipe II inauguró allí una botica.

La farmacia se hizo pronto famosa por gozar del favor real. Allí se creaba un ungüento facial relajante para la segunda esposa del rey, Isabel de Farnesio, que vivía al parecer “abrumada por los disgustos de sus nueras”.

De esa clienta especial parece provenir el nombre de la farmacia, que aparece incluso en los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, el escritor que mejor ha retratado la vida madrileña.

Merece la pena visitar esta antigua botica en la que todo tiene su historia. Desde el edificio en el que está, donde dicen que nació Calderón de la Barca, hasta el pasadizo subterráneo que comunica la farmacia con el Palacio Real y que se utilizaba para llevar los encargos a los reyes.

Aparte del mobiliario antiguo, en la farmacia se puede encontrar todo tipo de reliquias. Incluso polvo de extracto de momia, que se utilizaba en su día para curar la gangrena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ZURIGUEL VENTURES, S.L..
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://quemadrid.es/aviso-legal/.

shares