Conoce la historia del edificio del Tribunal Supremo

Es el tribunal más importante del poder judicial español. Solo en sus salas pueden ser juzgados el Presidente del Gobierno, los diputados, senadores y ministros. Y la historia del edificio que lo alberga es muy interesante. Así como lo es también el valioso patrimonio artístico que hay en su interior.

Hoy ha empezado allí el llamado Juicio del Procés, uno de los más importantes de nuestra historia reciente. Por eso, desde Qué Madrid aprovechamos para contaros la historia del edificio del Tribunal Supremo.

edificio del tribunal supremo

Situado en la Plaza de la Villa de París, en el corazón del barrio de Justicia, se yergue la sede del Tribunal Supremo. Hoy es el Palacio de Justicia, aunque sus orígenes son bien distintos.

La historia del edificio del Tribunal Supremo

edificio del tribunal supremo

En 1748 la reina Bárbara de Braganza fundó aquí el Convento de las Salesas Reales. El complejo constaba de dos edificios: la iglesia de Santa Bárbara y lo que hoy es el edificio del Tribunal Supremo. Tras su fallecimiento, la propia reina y su esposo, Fernando VI, fueron enterrados en la iglesia.

El estilo arquitectónico del Tribunal Supremo es barroco afrancesado, ya que François Carlier, su arquitecto, era francés aunque vivió siempre en España.

En 1870, con la desamortización eclesiástica, el edificio dejó de ser un convento. Desde entonces es el Palacio de Justicia, sede del Tribunal Supremo.

edificio del tribunal supremo

En 1915 un terrible incendio devastó el Palacio, que tuvo que reconstruirse casi por completo. En 1926 terminaron las obras de reconstrucción, que respetaron la estructura original.

En la fachada principal del edificio del Tribunal Supremo se pueden ver diversas esculturas. Representan a la Ley, la Igualdad y el Derecho Romano y Civil, todas ellas de Miguel Blay. En el jardín hay una escultura de Bárbara de Braganza, obra del genial escultor Mariano Benlliure.

El interior del Palacio resulta impresionante. Amplias escalinatas, mármoles, relojes, tapices, frescos en los techos, vidrieras, obras del Museo del Prado y dos majestuosas cariátides que flanquean la puerta de entrada al vestíbulo.

Las competencias del Tribunal Supremo

edificio del tribunal supremo

El Tribunal Supremo se sitúa en la cúspide del poder judicial español, y salvo lo relativo a la Constitución española (algo que dirime el Tribunal Constitucional), el Supremo es el tribunal superior en todos los órdenes (civil, penal, contencioso-administrativo y social).

Creado por las Cortes de Cádiz en 1812, el Supremo se ocupa de multitud de cuestiones. Es el único tribunal que puede juzgar al Presidente del gobierno, los ministros, los diputados y los senadores, así como a los propios miembros del Tribunal.

El Supremo se encarga también de cualquier demanda interpuesta contra la familia Real. También es en el Supremo donde solamente se puede juzgar a los presidentes y consejeros de una Comunidad Autónoma.

El Supremo se encarga de dirimir las competencias de las distintas Audiencias y tribunales. Y es el único tribunal que puede dictar recursos de nulidad contra sentencias de última instancia. 79 magistrados lo componen, repartidos en cinco Salas: la de lo Civil, la de lo Penal, la de lo Contencioso-Administrativo, la de lo Social y la de lo Militar.

Es el Rey quien nombra a todos sus magistrados a petición del Consejo General del Poder Judicial.

shares