5 curiosidades del Museo del Prado que debes conocer

Es una de las pinacotecas más importantes y visitadas del mundo. Pero seguro que todavía hay muchas curiosidades del Museo del Prado que no conoces. Con motivo de su bicentenario, os contamos algunos de sus secretos y peculiaridades.

Descubre, por ejemplo, por qué el Prado no abría los días de lluvia o qué famoso cómico español nació en una de sus salas.

Los reyes también van al servicio

curiosidades del museo del prado

Es sin duda una de las piezas más curiosas y originales que se pueden ver en el Museo del Prado. En 1828, la sala 39 del museo se reformó para ser el Gabinete de Descanso de sus Majestades.

Se trataba de una habitación decorada con retratos de varios miembros de la familia real en la que podían descansar cuando visitaban la pinacoteca. El gabinete tenía una pequeña sala anexa en la que el rey podía hacer sus necesidades.

El retrete de Fernando VII tenía poco que ver, eso sí, con el que usaban los humildes mortales (si es que disponían de uno). Está hecho de madera de caoba y su asiento y su respaldo están forrados de terciopelo.

El único robo del Museo del Prado

curiosidades del museo del prado

A lo largo de toda su historia, el Prado solo ha sido víctima de un robo, perpetrado por vigilantes y celadores del propio museo. Fue en 1918, cuando desaparecieron varias piezas del llamado Tesoro del Delfín, algunas de las cuales llegaron a ser empeñadas por los ladrones en el Monte de Piedad.

El diario ABC informó con detalle de lo sucedido. Así, los periodistas contaron como el principal autor del robo “utilizaba una escalera de mano, una llave de aluminio y una navaja, con la que desengastaba el oro y la pedrería”. También siguieron de cerca la investigación, a cargo del comisario Ramón Fernández Luna, que fue apodado “el Sherlock Holmes español” tras resolver el caso.

En 1961 otro ladrón intentó hacerse con obras del museo, pero no tuvo demasiada suerte, porque se cayó desde el tejado. En su bolsillo encontraron una nota en la que detallaba sus condiciones para devolver las obras robadas.

El cómico que nació en el Museo del Prado

curiosidades del museo del prado

Posiblemente el nombre de Ignacio Fernández Sánchez no te resulte familiar. El 7 de mayo de 1922 este madrileño nacía nada menos que en la sala de tapices de Goya que hay en el interior del museo, donde su padre trabajaba como vigilante nocturno.

Él, mucho antes de convertirse en Tony Leblanc y ganarse la vida como cómico y actor, también trabajó en el Prado, primero como botones y después como ascensorista.

Picasso, el director que no tomó posesión de su cargo

curiosidades del museo del prado

Picasso es el gran artista vertebrador del siglo XX. Sin su inagotable creatividad probablemente el cubismo no hubiera existido, y tampoco muchas de las vanguardias que renovaron el arte hubieran sido lo mismo.

Aunque en los años 30 Picasso residía ya en París, el gobierno de la II República siempre fue consciente de la importancia que tenía para la imagen de España en el exterior. Por eso, se le encargó a Picasso la elaboración del gran mural protagonista del pabellón español en la Exposición Universal de 1937, y así nació el Guernica.

Y por eso, en septiembre de 1936, apenas dos meses después de que hubiera empezado la Guerra Civil, Picasso fue nombrado director del Prado. Picasso aceptó el cargo de buen grado. No en vano, el Prado no solo era el museo más importante de España. También tenía una de las colecciones más relevantes del mundo. Así, pues, el nombramiento era todo un honor.

curiosidades del museo del prado

Pero curiosamente, Picasso nunca tomó posesión de su cargo. Para hacerlo debía haber viajado a Madrid, pero en el contexto de una guerra que se adivinaba larga y cruenta, el malagueño no regresó a España. El propio museo fue objeto de enormes esfuerzos por parte de las autoridades republicanas para tratar de salvar los cuadros de las bombas.

Sí ejerció Picasso como embajador de la cultura y el arte español desde el exilio, y a su muerte legó al Prado muchas de sus obras, entre ellas, por supuesto, el Guernica. El Casón del Buen Retiro, edificio perteneciente al Museo del Prado, fue de hecho la primera casa del gran mural una vez terminada la dictadura.

Cerrado los días de lluvia

curiosidades del museo del prado

En un principio el Prado estaba reservado solo para los miembros de la familia real y otras personalidades ilustres. No fue hasta unas décadas después de su inauguración cuando se democratizó su entrada.

Sin embargo, los días de lluvia el museo solía permanecer cerrado. La razón es curiosa: evitar así que los madrileños entraran en el Prado, no por su arte, sino para protegerse de la lluvia.

shares