Todo sobre el cierre de la cafetería Santander (y su próxima reapertura)

Julio parece ser un mes nefasto para los negocios de hostelería. En julio de 2015 los madrileños vieron cómo cerraba sus puertas el café Comercial, uno de los más antiguos y emblemáticos de la ciudad. Y el pasado 3 de julio llegó el día del cierre de la cafetería Santander.

El mítico local, ubicado en la glorieta de Alonso Martínez, echaba el cierre después de 52 años funcionando.

cierre de la cafeteria santander

Foto: abc.es

Los propietarios colgaron un cartel en la puerta para despedirse de sus clientes, agradeciéndoles “haber podido llegar hasta aquí” y disculpándose “encarecidamente si en algún momento se dejó de hacer algo por alguien”.

Lo que vino después fue un ritual que, desgraciadamente, ya se ha convertido en una costumbre demasiado habitual. Después de todo el cierre de la cafetería Santander no es el primero, ni probablemente será el último, de otro más de los locales que eran señas de identidad de Madrid. Las cristaleras de la Santander se llenaron de mensajes de agradecimiento de los vecinos y clientes habituales.

cierre de la cafeteria santander

El cartel que anunciaba el cierre de la cafetería Santander. Foto: elpais.com

El principal motivo para el cierre no parece haber sido la gentrificación, sino las nuevas normativas para las terrazas que, según los propietarios, ha reducido sus mesas de 64 a tan solo 13. Así, la reducción de los ingresos ha hecho que sea imposible continuar con el negocio.

Pero el cierre de la cafetería Santander no será definitivo, ya que sus dueños han firmado el traspaso. La nueva cafetería abrirá a principios del 2020. Sus nuevos dueños mantendrán el nombre original, aunque previsiblemente el local, que permanecía casi intacto desde los años 70, será reformado, en la onda de lo que ocurrió con el Comercial.

El interior de la mítica cafetería Santander. Foto: mahoudrid.com

Habrá que esperar aún unos meses para ver la nueva cafetería Santander. Seguro que atrae a muchos nuevos clientes. Pero los de siempre echarán de menos la Santander original.

shares